Noticias Wall Street

Casado se desmarca del espionaje a Bárcenas: “Yo no tenía ninguna responsabilidad en el PP”

El comisario jubilado José Manuel Villarejo, en una imagen de archivo.Álvaro García

En el escrito donde pide la imputación de los exministros Jorge Fernández Díaz y María Dolores de Cospedal, la Fiscalía Anticorrupción también recoge conversaciones de los comisarios José Manuel Villarejo y Enrique García Castaño, a quienes supuestamente encargaron la bautizada como Operación Kitchen, la presunta trama urdida en la cúpula del Ministerio del Interior para espiar al extesorero del PP. Los audios revelan el “malestar” que habría generado en ambos que al segundo lo hubieran apartado de su puesto. “Si saco el pendrive de [Luis] Bárcenas, ¿qué pasa?”, le comenta en un momento, por ejemplo, García Castaño a Francisco Martínez, secretario de Estado de Seguridad con Jorge Fernández Díaz, que responde: “¿Nos matarán a todos?”.

Los fiscales explican que Villarejo le llega a proponer a García Castaño que use la información que obtuvo de Kitchen a modo de chantaje contra sus superiores. “Una operación para quitarle a Bárcenas los papeles que comprometían al presidente… No me jodas, macho. Yo que tú, de verdad, sacaba los dientes. Y transmíteselo a Paco”, le dice Villarejo a su compañero. “Pero manda mensajes que afecten arriba. Arriba de todo. Yo no quiero mandar mensajes en tu nombre… Pero tú eso valóralo”, prosigue el principal sospechoso de la macrotrama de corrupción que se investiga en la Audiencia Nacional, que le pide al otro comisario una copia de la información sensible que poseía por el presunto espionaje a Bárcenas. “Pero macho, una copia que tengamos, que tengamos los dos del tema, de las cosas tuyas que tienes delicadas y tal. O déjalas en un notario, en un sitio de confianza”. “Tú sabes que yo no te traiciono”, apostilla Villarejo, que cuenta también que él tiene copias de seguridad en el extranjero de las cosas “sensibles”.

Villarejo aprovecha sus conversaciones para sacar pecho de sus contactos. “Yo, cuando hablo con Paco o con la Cospe, o con tal, vamos… hablo a calzón quitao”, le dice a su compañero, en referencia a la ex secretaria general del PP y exministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. García Castaño le pregunta entonces si le sigue atendiendo Cospedal. “¡Sí, claro que sí!”, exclama.

“¿Y la Cospe qué dice de todo esto?”, prosigue el comisario García Castaño. “No, la Cospe tal, que no sé qué, que ya hablaron con el presidente…”, responde Villarejo. “Yo creo que están todos poniéndose de perfil”, dice Castaño entonces. “Se están poniendo todos de perfil, pero para mí… Tú haz lo que quieras, cometerías un error como te acochinaras”, remacha finalmente el comisario Villarejo.

Fuente: EL PAÍS
Ir al artículo original

You may also like