Noticias Wall Street

El cementerio secreto de la Nickel: la fosa común de más de 50 niños

Hasta muertos creaban problemas, los chicos. El cementerio secreto estaba en el lado norte del campus de la Nickel, en media hectárea de terreno irregular llena de hierbajos entre la antigua caballeriza y el vertedero. Aquello eran pastos cuando la escuela tenía montada una vaquería y vendía leche a clientes de la localidad, una de las maneras con que el estado de Florida aliviaba la carga fiscal que suponía la manutención de los muchachos. Los urbanistas del parque empresarial habían reservado el terreno para hacer una zona de restaurante, con cuatro fuentes arquitectónicas y un quios­co de música para algún concierto ocasional. El hallazgo de los cadáveres fue una costosa complicación tanto para la em­presa inmobiliaria que estaba esperando el visto bueno del estudio medioambiental, como para la fiscalía del estado, que acababa de cerrar una investigación sobre las presuntas agre­siones. Ahora tenían que iniciar nuevas pesquisas, establecer la identidad de los fallecidos y la forma en que murieron, y a saber cuándo aquel maldito lugar podría ser arrasado, despe­jado y limpiamente borrado de la historia. Lo único que to­dos tenían claro era que la cosa iba para largo.

Seguir leyendo

Fuente: EL PAÍS
Ir al artículo original

You may also like