Últimas noticias del coronavirus, en directo | Récord de contagios diarios en varias comunidades autónomas

El Ministerio de Educación y las comunidades autónomas han pactado, de forma general, que las mascarillas sean obligatorias en el aula a partir de seis años de edad. Es una instrucción bastante exigente, si la comparamos con las de otros países europeos, en los que es más común que la protección se imponga a partir de los 11 o 12 años.

Francia: a partir de los 11 años

En Francia, la edad a partir de la cual es obligatorio llevar mascarilla en clase se ha fijado en los 11 años, siguiendo las “indicaciones de la OMS”, según el Gobierno. El 1 de septiembre, la vuelta al cole será completa para todos los 12,3 millones de estudiantes de primaria y secundaria en Francia. Todos los adultos sin excepciones, así como los estudiantes mayores de 11 años, deberán portar mascarilla durante el horario lectivo. El protocolo sanitario prevé que, sobre todo en el caso de los menores de 11 años y que por tanto no lleven mascarilla, se mantenga la “mayor distancia posible entre las mesas”, aunque finalmente no se ha fijado ninguna medida concreta para evitar que algunas escuelas no abran por falta de espacio suficiente. Los estudiantes deberán lavarse las manos “por lo menos” a la llegada a la escuela, antes de cada comida, tras ir al lavabo y antes de regresar a casa o nada más volver, agrega el protocolo, que también preconiza el aireado regular de aulas y otros espacios escolares y la desinfección de las mesas en el comedor, pero no prohíbe el acceso a los espacios colectivos en los recreos ni que se usen “objetos compartidos” como un balón, aunque solo entre los alumnos de “una misma clase o grupo”.

Reino Unido: en pasillos y zonas comunes, a partir de los 12 años

La situación cambia en función de cada zona del país. En Inglaterra, la obligatoriedad de usar mascarilla únicamente afectará a las escuelas de aquellas regiones (sobre todo en el norte) que sigan sujetas a las restricciones allí impuestas por el alto índice de contagios de coronavirus. En el arranque del curso escolar el próximo martes, más de 300.000 alumnos ingleses de secundaria (a partir de 12 años) de esas zonas deberán llevar la mascarilla en los pasillos de sus colegios y otras áreas de uso común, aunque solo será preceptiva dentro del aula si así lo decide el profesor. Con esa decisión, el gobierno de Boris Johnson ha dado un giro de 180 grados en su resistencia a imponer la mascarilla a los escolares, pero ha acabado sucumbiendo a la presión de los docentes, sindicatos y expertos médicos.

Los gobiernos autonómicos de Escocia e Irlanda del Norte –que tienen competencias en materia de educación- han emitido similares directrices en el conjunto de sus territorios para los alumnos de secundaria, obligados a portar la mascarilla en pasillos, espacios comunes y autobuses escolares, pero exentos de hacerlo en la clase siempre que se mantengan las medidas de distanciamiento. Las autoridades de Gales solo recomiendan, pero no imponen, ese tipo de medidas.

Alemania: en primaria, pero solo en los pasillos

Cada uno de los 16 Estados federados de Alemania decide si los alumnos deben o no llevar mascarilla en la escuela. En la gran mayoría de ellos se ha optado tanto para alumnos de primaria como de secundaria por imponer el uso de la mascarilla dentro del edificio de la escuela, en la entrada, los pasillos y los cuartos de baño, pero no dentro de las clases. Renania del Norte-Westfalia, que se desmarcó e impuso la mascarilla en el aula, ha decidido este jueves suspender la medida.

Portugal: de los 12 años en adelante

Portugal ha anunciado este jueves que a partir del próximo 15 de septiembre todo el país entrará en estado de contingencia (hasta ahora solo lo estaba la región de Lisboa y el valle del Tajo, que concentra la mayoría de los casos de covid-19 en el país). El Gobierno busca con ello prepararse para lidiar con el “regreso a clases [en dos semanas) y el regreso de muchos portugueses a su local de trabajo”, según ha manifestado la ministra de la Presidencia, Mariana Vieira da Silva. El Ejecutivo aún no ha definido las directrices para situaciones como posibles brotes de coronavirus en los colegios y por ahora los planes para la vuelta a las aulas han sido desarrollados individualmente por cada escuela a partir de orientaciones generales que han emitido el Ministerio de Educación y la Dirección General de Salud. Las autoridades solo han dispuesto —con la salvedad de “siempre que sea posible”— las reglas del distanciamiento de 1,5 metros, el uso obligatorio de mascarilla para los alumnos de 12 años (en clase y en los pasillos) en adelante y gel desinfectante, así como la creación de corredores de circulación para reducir al mínimo el contacto entre miembros de la comunidad educativa. Además, han abierto la puerta a que las instituciones fijen horarios exclusivamente de mañana o de tarde para ciertos cursos —excepto los de primaria—.

Bélgica: a partir de los 12 años

Bélgica retoma las clases el 1 de septiembre. Tras debatir si las semanas escolares debían ser de cuatro días, finalmente serán de cinco. Y la mascarilla será obligatoria para el personal docente y para los alumnos a partir de secundaria, esto es, aquellos a partir de 12 años tanto en clase como en las zonas comunes. La edad coincide con la que se ha fijado fuera de las aulas. En cualquier lugar abierto o cerrado los menores de 12 años no están obligados a portar mascarilla. Ante el temor de que el uso de la mascarilla durante toda una jornada genere incomodidad, varios sindicatos han pedido que se realicen pausas en zonas habilitadas por las escuelas para que alumnos y profesores puedan retirarse la protección unos minutos guardando distancia de seguridad.

Italia: a la espera de decisiones

La cuestión del uso de las mascarillas en las escuelas está siendo una de las más debatidas entre las autoridades nacionales y regionales y el comité científico que asesora al Gobierno. A falta de acuerdo entre las partes, el Ejecutivo de Giuseppe Conte aún debe tomar una decisión definitiva al respecto para la vuelta a las aulas, prevista para el 14 de septiembre en la mayoría del país. La ministra de Educación Lucia Azzolina ha sugerido los últimos días que la mascarilla podría ser obligatoria en las clases solamente cuando no sea posible respetar la distancia de seguridad de un metro entre los alumnos. También ha mencionado que probablemente deberán usarse en los traslados y en aquellas ocasiones en las que los escolares estén en movimiento. Por ejemplo, sí se ha concretado que en los autobuses escolares será imperativo llevar mascarilla y además los estudiantes deberán sentarse a un metro de distancia entre ellos. En cualquier caso, para los menores de seis años no está previsto su uso.

Con información de Silvia Ayuso (Francia), Patricia Tubella (Reino Unido), Ana Carbajosa (Alemania), Felipe Sánchez (Portugal), Álvaro Sánchez (Bélgica) e Italia (Lorena Pacho)

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Descárguese la aplicación de rastreo para España

Buscador: La nueva normalidad por municipios

Guía de actuación ante la enfermedad

Siga EL PAÍS EDUCACIÓN en Twitter o Facebook

Apúntese a la Newsletter de Educación de EL PAÍS

Fuente: EL PAÍS
Ir al artículo original