Noticias Wall Street

El coronavirus ha repuntado en 30 provincias: el mapa con la situación de los contagios en cada una

Después de meses en remisión, los positivos por coronavirus han vuelto a crecer a nivel nacional. A finales de mayo los casos diarios confirmados por PCR habían bajado de 500, y en junio llegaron a ser menos de 250, pero ahora se vuelven a superar los 1.000 positivos cada día.

Los contagios parecen multiplicarse. Según el Instituto de Salud Carlos III, el número reproductivo ronda el 1,3 —calculado con la fecha del inicio de los síntomas—, y lleva dos semanas por encima de uno. Eso significa que los contagios crecen y podrían volverse exponenciales.

El rebrote está llegando a algunos hospitales. Lo dicen médicos de varias comunidades y además se observa en las estadísticas oficiales: los ingresos llevan 10 días subiendo en España. En la última semana han sido hospitalizadas entre 30 y 40 personas cada día, cifras que no veíamos desde mayo —aunque siguen muy lejos de los 2.000 ingresados al día durante el colapso sanitario de abril. El repunte en los hospitales arrancó entre el 10 y el 12 de julio, una semana después de que repuntaran los positivos, como es habitual con la covid-19.

Hay brotes en todas las comunidades y el repunte se aprecia en la estadística oficial. Es quizás la peor señal. No es solo que haya focos localizados en Huesca, Lleida o Cataluña, donde ya se habla de transmisión comunitaria, sino que los casos aumentan en casi todas partes: según las cifras del ministerio, el virus está creciendo al menos en 10 comunidades.

No es casual que los rebrotes lleguen ahora. “Los achaco a que ha terminado la desescalada”, nos explica Ignacio Rosell, especialista en salud pública y miembro del Comité de Expertos de Castilla y León. “Con la nueva normalidad hay más riesgo. Cada vez más gente está confiada y se suman circunstancias estacionales, como temporeros, contactos de verano y reencuentros familiares”.

Había dos incógnitas: nuestra actitud ahora y los preparativos de las administraciones. “Hemos visto que algunos se han relajado y también que la mayoría de las comunidades no han preparado bien sus programas de seguimiento de infectados y sus contactos. Estos factores combinados hace que estemos viendo un gran número de rebrotes y algunos muy preocupantes”, argumenta Helena Legido-Quigley, profesora asociada de la London School of Hygiene and Tropical Medicine.

La experta tiene críticas para las comunidades: “La mayoría no han contratado ni preparado su sistema con el personal necesario. La idea de estar confinados también era darles tiempo, pero no han hecho los deberes, y esto va a tener consecuencias muy serias para la salud y la economía”. Y también para el Gobierno central: “No deberíamos haber pasado de fase sin tener estos sistemas listos. Se aseguró a todos los niveles gubernamentales que sí estábamos preparados cuando no lo estábamos”.

El virus crece y tiene una incidencia alta (más de 10 casos por millón de habitantes) en Aragón, Navarra, Cataluña, País Vasco, Extremadura y La Rioja. Pero también crece en regiones con menos incidencia, como Murcia, Andalucía, Comunidad Valenciana y Canarias. Algunos repuntes son pequeños y podrían quedarse en un susto. Pero preocupa el patrón y la experiencia de marzo, porque demuestra lo rápido que puede crecer una bola de nieve de contagios.

Los repuntes ya se notan en hospitales de algunas comunidades. El siguiente gráfico muestra los casos y las hospitalizaciones en cada región, que son crecientes en Aragón, Navarra, Cataluña, País Vasco, Extremadura, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía. En otras comunidades el repunte es menos claro —como en La Rioja, Cantabria, Canarias, Baleares, Galicia o Asturias—, pero podría estar empezando. Madrid solo registra un ligero repunte, que podría quedarse en nada, pero que es inquietante por la situación en Barcelona o Zaragoza.

Esta serie de datos es ligeramente distinta a la anterior. La primera mostraba los positivos por fecha de síntomas, que es útil porque nos asegura que el repunte que vemos se debe a contagios recientes (y no a que se hayan notificado casos antiguos). Pero esta segunda serie recoge los contagios por fecha de diagnóstico y tiene la ventaja de representar la tendencia hace apenas dos días.

La mejor noticia es que los fallecimientos no han aumentado. De hacerlo, lo harían con dos o tres semanas de retraso sobre los contagios, por el proceso normal de la enfermedad. Pero además es posible que el virus resulte (o al menos parezca) menos letal en esta oleada, porque se están detectando más contagios de gente joven. La mediana de edad de los nuevos casos está en 48 años, frente a los 60 de abril. Esto se debe en parte a un sesgo de detección por gravedad, ya que entonces solo conocíamos los casos más severos, que a menudo eran gente mayor. Pero también puede ocurrir que ahora se contagien menos ancianos, porque tienen menos contactos en general, y menos personas vulnerables en general, que quizás hayan extremado sus precauciones.

Es importante no comparar las cifras absolutas con las de marzo o abril, porque la detección hoy es mejor y se estará registrando un porcentaje más alto de los casos reales. “En marzo por cada positivo PCR podía haber 10 (o más) no diagnosticados. Ahora seguro que son muchos menos”, explica Rosell. “Pero si se descontrola, si entra en las residencias de mayores, si se extiende en personas vulnerables, por supuesto aumentarán los casos graves”.

En Cataluña y Aragón el virus se expande por todas partes. No es solo Barcelona y Lleida donde hay transmisión comunitaria. Los casos crecen en todas las provincias de las dos comunidades. En Tarragona, la provincia catalana menos afectada por el virus hasta ahora, los nuevos positivos superaron los 10 por millón por primera vez desde mayo. En Zaragoza van camino de superar los 100 por millón y los casos crecen casi al ritmo de marzo.

El grupo de investigación en Biología Computacional y Sistemas Complejos de la Universidad Politécnica de Cataluña ha seguido los datos desde hace meses con un sistema de semáforo: “Nos salen en rojo —transmisión comunitaria muy probable— las provincias de Lleida, Huesca y Zaragoza”, nos explica Clara Prats, investigadora de este equipo: “Barcelona nos sale en naranja, probablemente porque la parte de Cataluña central compensa la situación del área metropolitana (en rojo clarísimo). Girona en amarillo, pero la transmisión comunitaria se reduce (de momento) a una zona del Alt Empordá muy localizada”.

Repunte en Navarra y sobre todo en Guipuzkoa. En País Vasco ha habido al menos siete brotes oficiales desde junio, dos de ellos localizados en centros hospitalarios, con cerca de 280 contagiados entre los siete. En Navarra hay nueve con 240 infectados. En Álava y Bizkaia se registran menos casos, pero la tendencia a empeorar se observa en todas partes.

Repunte en Badajoz, aunque no en Cáceres. En algunas comunidades hay (de momento) importantes diferencias regionales. El caso más claro es Extremadura: en Badajoz los casos crecen desde hace dos semanas y van camino de superar los 100 por millón de habitantes, mientras que en Cáceres siguen a la baja y no llegan a uno por millón.

Repunte en Murcia, Valencia, Castellón y Alicante. Ninguna supera todavía los 10 casos por millón, pero la tendencia deja malas noticias: las cuatro provincias tienen todas peores cifras ahora que hace un mes.

Repuntes en Almería, Málaga y Granada. Andalucía ha sido una de las comunidades menos afectadas hasta ahora por el coronavirus, pese a tener algunas de las ciudades más pobladas del país. En muchas de sus provincias los casos siguen siendo pocos y la situación de momento es estable, pero hay tres donde los positivos claramente han repuntado: Málaga, Granada y Almería. La Junta de Andalucía ha identificado desde el comienzo de la desescalada al menos 35 brotes, con más de 600 positivos, concentrados sobre todo en estas tres provincias.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Buscador: La nueva normalidad por municipios

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

Fuente: EL PAÍS
Ir al artículo original

You may also like