Noticias Wall Street

Cataluña pone el foco en Barcelona tras triplicar los casos de covid-19 en una semana

Luz verde a las restricciones de movilidad y actividad en siete municipios del Segrià y en L’Hospitalet para contener dos de los focos de covid-19 más preocupantes. Después de los vaivenes judiciales, el Govern ha publicado en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC) las resoluciones que contemplan las limitaciones de movimiento y actividad en Lleida y otros seis municipios del Segrià y también las restricciones en tres barrios de L’Hospitalet de Llobregat. La justicia, que había tumbado el primer intento del Govern de confinar la zona de Lleida, ha avalado el grueso de las limitaciones en ambos territorios, con apenas un par de excepciones: el juzgado de Barcelona ha rechazado limitar las reuniones familiares en L’Hospitalet a menos de 10 personas y, el juez de Lleida, aunque permite esta misma restricción de aforo en el Segrià, impide que se aplique la norma del Ejecutivo catalán en el municipio de Massalcoreig debido a que su situación epidemiológica no es tan grave. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha anunciado que recurrirá la decisión judicial de vetar el control de aforo en las reuniones sociales en la ciudad metropolitana.

La Generalitat había anunciado el domingo el confinamiento domiciliario y duras restricciones de actividad y movilidad en Lleida y otros siete municipios del Segrià (Alcarràs, Aitona, Seròs, Soses, La Granja d’Escarp, Massalcoreig, Torres de Segre y las entidades municipales de Sucs y Raimats), pero la justicia tumbó su propuesta y obligó al Gobierno catalán a sortear el veto judicial con un decreto ley que modificaba la ley catalana de Salud Pública para que se pudiesen restringir movimientos. Tras esta modificación, el Govern dictó este martes una nueva resolución para estos municipios de Lleida que, según la portavoz del Ejecutivo, Meritxell Budó, seguía la línea de la anterior: restricciones de entrada y salida a los municipios y la población solo puede salir de casa para trabajar, comprar, ir al médico o cuidar de mayores y niños, entre otras excepciones, prohibición de encuentros de más de 10 personas y cierre de teatros, cines, gimnasios, bares y restaurantes.

En el caso de Lleida, la resolución publicada revela que el Ejecutivo catalán ha retirado de la orden, como indicó el juez, al ayuntamiento de Massalcoreig y limita la aplicación de las medidas a Lleida ciudad, Alcarràs, Aitona, la Granja d’Escarp, Seròs, Soses i Torres de Segre. Además, el Govern matiza sus palabras respecto al primer intento de confinamiento domiciliario y, en lugar de emplear la fórmula “La población tiene que permanecer en su domicilio y la circulación por las vías de uso público tiene que responder a alguno de los siguientes supuestos”, opta por una expresión más flexible: “Se permiten las salidas del domicilio y la circulación por las vías de uso público en los supuestos siguientes”. Esos supuestos son, grosso modo, salir a trabajar, a comprar, a hacer gestiones administrativas, cuidar de ancianos o niños o causas de fuerza mayor, entre otros. Auque a partir de las cuatro de la tarde de este miércoles se prohíbe la entrada y salida de estos municipios excepto para trabajar o servicios esenciales, sí se permite también los desplazamientos personales en y entre los términos municipales afectados por la norma, otra aclaración que la norma del domingo no especificaba.

La Generalitat también ordenó este martes restricciones, aunque más flexibles que en Lleida, en tres barrios de L’Hospitalet de Llobregat tras detectar un aumento de casos en la última semana. En este caso, la consejera de Salud, Alba Vergés, explicó que la resolución recomendaba a los 100.000 habitantes de estos vecindarios limitar su movilidad y encuentros sociales para evitar la diseminación del virus. También se ordenaba limitar las reuniones de amigos o familiares a menos de 10 personas y el aforo en bares y restaurantes al 50% dentro del local e instaba al cierre de locales de ocio nocturno, cines, teatros y eventos deportivos.

Con la resolución sobre L’Hospitalet, el Govern también cumple las directrices del juez, que rechazaba limitar el aforo de reuniones privadas y públicas a 10 personas. El Ejecutivo, que ha anunciado que recurrirá el veto judicial a esta medida, usa la fórmula de “recomendar” estas restricciones de aforo.

Las órdenes de Lleida y L’Hospitalet fueron enviadas a sendos juzgados para su aprobación y la justicia resolvió de madrugada a favor, pero con excepciones. El juzgado de Barcelona consideró que la limitación de reuniones públicas o privadas a más de 10 personas (incluyendo bodas o celebraciones de culto religioso) no se justifica. “Se afecta directamente al derecho consagrado en el artículo 20 de la Constitución, con afectación también a las libertades religiosas, que queda limitado cuando no suprimido, sin que tal limitación encuentre base legal en la reforma introducida” en la ley catalana de salud pública, sostiene el juez. E insiste en que se pueden hacer reuniones de más de 10 personas si se cumplen las medidas de seguridad (mascarilla, distancia de seguridad y extremar la higiene), excluyendo de los encuentros a personas que presenten síntomas compatibles con la enfermedad.

El juzgado de Lleida, en cambio, no se opuso a la limitación de reuniones de más de 10 personas, como solicitaba el fiscal, y admitió que las reuniones “se han demostrado un foco de contagio, contagios que se trata de minimizar en lo posible”. La única excepción a la norma del Govern es su aplicación, toda ella, en el municipio de Massalcoreig, donde solo ha habido tres casos positivos y todos fueron dados de alta este martes, según explicó la alcaldesa, Monserrat Jové, a EL PAÍS. “No me gustaría un confinamiento domiciliario. Estamos sin contagios, la gente se está concienciando. No hemos tenido más problema”, dijo este martes la regidora del municipio, que tiene 600 habitantes.

Lo que sí ordenó el juez es que las restricciones en Lleida y los otros seis municipios se limiten a los próximos 15 días —prorrogables si fuese preciso— e insta al Govern a que le informe semanalmente de la evolución de la pandemia y de las propuestas de corrección de las medidas que se han validado.

Por su parte, Torra ha anunciado que presentará un recurso contra la decisión judicial de limitar las medidas restrictivas previstas para L’Hospitalet de Llobregat. “La máxima prioridad del Govern es la salud y la vida de las personas y no puede haber ninguna interferencia judicial que entorpezca la lucha colectiva contra la pandemia”, ha apuntado el president en un comunicado. A pesar de que entonces se desconocía el contenido íntegro de las resoluciones, Torra ha pedido a la ciudadanía “el cumplimiento de las medidas anunciadas” porque son, ha dicho, “absolutamente necesarias para frenar los contagios”.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Buscador: La nueva normalidad por municipios

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

Fuente: EL PAÍS
Ir al artículo original

You may also like