La Generalitat decreta el confinamiento de la comarca leridana del Segrià desde este mediodía

La Generalitat ha acordado este sábado el confinamiento perimetral de la comarca leridana del Segrià ante el incremento de contagios por coronavirus. La zona afectada está situada al sur de la provincia, en el límite territorial con Huesca y Zaragoza y agrupa a 38 municipios, entre ellos la ciudad de Lleida. La población de la comarca es de poco más de 200.000 habitantes y tiene 1.400 kilómetros cuadrados de superficie. El presidente catalán Quim Torra ha anunciado la medida después de haber reunido durante más de una hora el Plan Territorial de Protección Civil de Cataluña (Procicat) en presencia también del vicepresidente, Pere Aragonès, así como los consejeros de Interior, Salud y Presidencia, Miquel Buch, Alba Vergés y Meritxell Budó, respectivamente.

El confinamiento del Segrià se ha iniciado a las 12 horas de este sábado. Buch ha explicado que su departamento ha dictado una resolución por la que hasta las 16 horas de hoy se permitirá la salida de todas las personas que no tengan su domicilio habitual en alguna de esas poblaciones, así como la entrada a los residentes que estén fuera. Pasado ese plazo se prohibirá toda entrada y salida de vecinos, excepto por motivos laborales. Las restricciones afectarán también al transporte, comercio y actividades empresariales. La resolución estará vigente hasta que se dicte una nueva.

Buch ha explicado también que 25 dispositivos de los Mossos d’Esquadra, con 200 agentes, velarán por el cumplimiento de la resolución. En este sentido, Quim Torra, ha asegurado que decretar el confinamiento del Segrià era una “decisión difícil” que se adoptaba para garantizar la salud de las personas y porque se consideraba que proteger su vida era una prioridad. En esa línea ha asegurado también que ha dado órdenes a los Mossos d’Esquadra para que se multe a las personas que incumplan el confinamiento.

Por su parte, la consejera Vergés ha insistido en la necesidad de preservar las tres medidas básicas para evitar la propagación: la distancia mínima de seguridad, la higiene de manos y el uso de las mascarillas. También ha pedido a la ciudadanía que se reduzcan “al máximo” las reuniones familiares, que quedan limitadas a un máximo de 10 personas. Los centros de día de gente mayor permanecerán cerrados mientras dure el confinamiento.

El departamento de Salud informó este viernes de que en toda la provincia de Lleida se había contabilizado 4.030 contagios de coronavirus, 60 más de los registrados el jueves, cuando el número de nuevos casos ya aumentó en 128 respecto al miércoles. Los brotes de contagio se han detectado en cuatro empresas frutícolas, una empresa agroalimentaria, un geriátrico, una comunidad de vecinos y un hostal en el que se atiende a personas sin hogar.

“La crisis en Lleida no solo es sanitaria, también hay un fuerte componente social”, ha dicho Vergés para referirse implícitamente a la relación existente entre el aumento de los contagios y la presencia de temporeros para recoger la fruta o personas con vulnerabilidad social. Por su parte, Buch ha explicado también que a partir del lunes día 6 se exigirá un certificado de autorresponsabilidad de los ciudadanos y que a partir del martes se hará lo mismo con las empresas, para que justifiquen el movimiento de sus trabajadores.

Fuente: EL PAÍS
Ir al artículo original