Criptomonedas Economía Noticias

El PP confirma su voto a favor del decreto del Gobierno sobre la “nueva normalidad”

El presidente del PP, Pablo Casado, y la portavoz, Cayetana Álvarez de Toledo, el miércoles en el Congreso.Javi Martínez / Pool / Europa Press

El decreto que regulará los próximos meses la “nueva normalidad” en la que vivirá España superará este jueves la barrera del Congreso con un muy amplio apoyo tras el anuncio del PP de que sumará al bloque diversos de partidos que lo votarán a favor. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, justificó la necesidad del decreto para encarar la salida coordinada y con cautela de la crisis del coronavirus. Ciudadanos está en una posición muy similar a la del PP, como el PNV, y otros partidos socios del Ejecutivo, que quieren además que el decreto se tramite como proyecto de ley para enmendarlo y mejorarlo. Ese bloque llevará la votación al final de la mañana al entorno de los 266 votos a favor y con la oposición de Vox, EH Bildu, JuntsxCAT y ERC.

Los populares llevaban días adelantando al máximo nivel, por parte del propio Pablo Casado, y de su portavoz en la comisión de reconstrucción, Ana Pastor, que eran favorables a respaldar ese decreto y las medidas de la nueva normalidad, especialmente si el Gobierno y La Moncloa llamaban al PP para sentarse a negociar algunos aspectos, porque creían que la medida era incompleta. Casado y Pastor resumían su postura en una serie de medidas que denominaron Pacto Cajal, en alusión al médico e investigador Santiago Ramón y Cajal, sobre el reforzamiento de la atención sanitaria primaria en los centros de salud, más recursos y una serie de reformas legales en la normativa ya existente. Muchas de esas propuestas están contenidas en el documento de conclusiones presentado tanto por la coalición del PSOE y Unidas Podemos como por otros partidos.

Pablo Casado anuncia que el PP votará a favor del decreto de “nueva normalidad” durante el homenaje en Errentería a José Manuel Zamarreño, concejal del PP asesinado por ETA.FOTO: Nagore Iraola / EP | VÍDEO: EP

El propio Casado, esta mañana en un acto electoral en Euskadi con el candidato Carlos Iturgaiz, lo ratificó: “Nuestro partido ahora va a apoyar en el Congreso de los Diputados un decreto para salir de la brutal crisis del coronavirus y tomar medidas económicas y sociales y evitar que haya rebrotes, aunque habrá que completarlas para que España salga de este problema cuanto antes. Y vamos a apoyar, como siempre hemos hecho, la representación institucional del Gobierno de España en las instituciones europeas”.

El PP pide que se tramite el decreto como proyecto de ley para poder enmendarlo, mejorarlo y aportar sus ideas. El ministro Illa ha confirmado en el pleno que así se hará, pero ha pedido la máxima urgencia. La expresidenta del Congreso, Ana Pastor, ha mantenido varias conversaciones bilaterales y discretas en estos días con el actual titular de esa cartera, Salvador Illa, para aproximar posturas y esa relación ha tenido éxito hasta el punto de que durante su intervención le reconoció su “buena fe”. En el debate, Pastor mostró su compromiso con las 40.000 víctimas fallecidas y se centró en criticar la gestión gubernamental porque sostuvo que con actuaciones más rápidas y eficaces muchas se podrían haber evitado si el virus no hubiera campado tan libremente. La dirigente popular mantiene que en España no funcionó el sistema de alertas, el zoco de las compras y que se dejó a muchos sanitarios sin protección. La exministra exigió un balance final de víctimas del Ejecutivo fiable y, sobre todo, que el decreto contenga planes de contingencia listos para los rebrotes normales y los excepcionales como Illa ha prometido.

El propio Illa fue el encargado de defender la necesidad del decreto este jueves en la tribuna del Congreso. No ha requerido mucho tiempo ni muchas palabras. En apenas 12 minutos el ministro de Sanidad, que fue recibido y despedido con grandes aplausos desde las bancadas del PSOE y Podemos, alertó de que el virus sigue extendiéndose por el mundo, recordó el dolor causado por la pandemia y a las víctimas, advirtió del peligro de los rebrotes y justificó la entrada con cautela en la “nueva normalidad” para aplicar una serie de medidas básicas de prevención, higiene, contención y coordinación en la salida de la crisis.

Las normas de este decreto serán aplicadas por las comunidades autónomas con las que ya ha habido un alto grado de acuerdo. Illa ha agradecido la colaboración de las áreas de sanidad de las autonomías y ha apuntado que este decreto estará en vigor y solo decaerá cuando el Ejecutivo determine y se tenga la seguridad de que la pandemia se ha extinguido.

En el pleno los partidos han fijado posición. El primero ha sido Vox, que ha ratificado a través de su portavoz, el médico José Luis Steegmann, que rechazan ese decreto porque entienden que es “un nuevo acto de propaganda política” y luego ha arremetido contra “el Gobierno de incompetentes” del PSOE y Podemos, contra China, la OMS, la Unión Europea, y ha reiterado que se querellarán contra el Ejecutivo por su concepto “totalitario” de la llamada nueva normalidad. Vox ha coincidido en su voto negativo con EH Bildu, ERC y JuntsxCAT, pero por razones muy diferentes. La portavoz abertzale, Mertxe Aizpurua, ha lamentado que el Gobierno haya preferido ahora para esta alianza a la derecha frente a los socios progresistas y ha vaticinado que esa decisión puede ser perjudicial en el futuro para los trabajadores porque prevé que pueda llegar acompañada de recortes.

Los representantes de JuntsxCAT y de ERC razonaron su rechazo al decreto porque lo consideran incompleto, porque le ha faltado negociación previa y por su temor bastante recurrente en muchos debates a que el Gobierno central pueda querer con esa regulación invadir de nuevo competencias de las autonomías.

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, consideró sin embargo “equilibrada” la nueva norma y, sobre todo, ensalzó que se tenga claro que cada administración (en alusión a las autonomías) mantenga vivas sus competencias y que lo que se pretenda ahora sea mejorar y ser más eficaces en la lucha contra la covid-19. Una posición muy parecida a la que plasmó en su discurso el portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, que presumió de cómo han negociado algunas mejoras durante esta etapa con el Ejecutivo. Cs votará también como el PNV a favor.

El Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos ya contaba antes del anuncio del PP con una base parlamentaria sólida y amplia para sacar adelante el decreto con algunos partidos, socios de la investidura y nuevos aliados, que ya habían avanzado su voto. PSOE (120 escaños), Unidas Podemos (35), Ciudadanos (10) y PNV (seis) sumaban 171 votos afirmativos. El respaldo de Más País (dos), el Partido Regionalista de Cantabria (uno), Teruel Existe (uno) y Coalición Canaria y Nueva Canarias (dos) llevará esa votación al final de la mañana de este jueves hasta 177 papeletas, una por encima de la mayoría absoluta. El añadido del PP elevará esa cifra hasta al menos los 266 síes.

Los partidos que ya se han decantado por el no son Vox (52), EH Bildu (cinco), JuntsxCAT (siete) y ERC (13), es decir 77 escaños. Compomís (un diputado) varió su posición negativa del anterior decreto de estado de alarma a la abstención y hasta apuntó que con un poco más de negociación podría haber sido un sí.

Los elogios más contundentes al ministro, que fue bien tratado personalmente por todos los partidos, vinieron de su grupo, representado por el diputado socialista Guillermo Meijón, que ha destacado que Illa y el Gobierno “han asumido las culpas de los errores y han colectivizado los aciertos”. Un reconocimiento que también le llegó de Jaume Asens, representante de Unidas Podemos, que ha alertado, como en obra de Albert Camus, La Peste, sobre que el virus no se extingue, permanece y aprovecha cualquier resquicio para reaparecer. El escritor se refería al nazismo y Asens al odio, dirigiéndose a Vox.

El decreto llamado de nueva normalidad es la norma impulsada por el Gobierno tras los seis aprobados antes durante el estado de alarma, algunos de ellos, al principio, apoyados también por el PP y la mayoría de los grupos. En este decreto se regula el uso obligatorio de mascarillas en espacios cerrados y en espacios abiertos si no se puede mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros, también el desarrollo de planes de contingencia ante posibles rebrotes y se refuerza la atención primaria.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Buscador: La nueva normalidad por municipios

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

Fuente: EL PAÍS
Ir al artículo original

You may also like