Noticias Wall Street

El miedo a la epidemia también arrastra a la Bolsa mexicana y golpea al peso

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se ha unido a las caídas globales de los mercados ante el miedo a la propagación del coronavirus, el Covid-19. En la jornada de este lunes y tras un fin de semana en el que el temor ha crecido debido a los nuevos contagios en Italia, Irán y Corea del Sur, el peso y la BMV cayeron al mínimo nivel del año con pérdidas de 1,49% y un 2,44%, respectivamente.

La economista mexicana Valeria Moy asegura que la situación actual es más seria de lo que se esperaba. “Lo que salió hoy es increíble.Todas las bolsas a la baja. La velocidad en la que se está propagando el virus está causando mucho miedo”, explica. Moy argumenta que el alto ritmo de contagio está desembocando una grave crisis que provoca la incertidumbre actual en los mercados. Ante la caída del peso, la analista expone que es normal en esta situación: “Los inversores están buscando activos seguros, como el oro o el dólar, cualquier golpe a los mercados emergentes afectará al peso, la segunda moneda más negociada después del yuan”, declara. A pesar de que América Latina es la única región del planeta donde no se ha diagnosticado un caso del Covid-19, Moy señala que la emergencia no es exclusiva de Asia. También es un golpe para México por su relación con el dólar, aunque hasta el momento, asegura la economista, poca gente es consciente. “La gente que opera aquí en mercados lo ve lejano, pero viendo la velocidad del contagio no se puede descartar que aparezcan aquí casos y a ver cómo nos repercute. Solo hay que ver las imágenes de Milán o Venecia en cuestión de días”, afirma.

Brasil, la mayor economía de Latinoamérica, también ha experimentado caídas a raíz de la crisis. La tercera semana de febrero ha cerrado con una bajada del 0,61%, provocada por la prevención de inversionistas ante los nuevos contagios. Además, el país afronta su fiesta por excelencia, El Carnaval, una celebración que comenzó el pasado fin de semana y se extenderá hasta este miércoles. La fiesta, que paraliza por completo el país, ha llevado a inversionistas a tomar mayores cautelas a la espera del fin del feriado. 

Otro duro golpe han sufrido las empresas argentinas que cotizan en Wall Street, la Bolsa estadounidense. Aunque en el país hoy no hay mercado porque es fiesta, las acciones de esas compañías locales en Nueva York experimentaron caídas de hasta el 7% en medio de la crisis económica que sufre el país.

El brote ha generado problemas económicos que han sacudido también los mercados mundiales de materias primas, algo que ha afectado a varios países de Latinoamérica. Los precios del cobre, hierro o el aluminio se han derrumbado desde la aparición de la epidemia, afectando sobre todo a Brasil. Otros de los países latinoamericanos fuertemente afectados han sido Chile y Peru, los dos mayores productores de cobre del planeta. Si la epidemia sigue azotando a China, como se prevé, ambos países temen un grave revés para sus economías por el impacto que las exportaciones de los metales representan en los PIB.

Los ministros de finanzas del G20, reunidos este fin de semana en Arabia Saudí, advirtieron que la epidemia representa un grave riesgo para los mercados mundiales, aunque prometieron medidas para hacer frente a los riesgos. Kristalina Georgieva, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), aseguró que el coronavirus ha interrumpido la actividad económica en China y podría poner en peligro la recuperación de la economía global. Una de las conclusiones de la reunión fue que el impacto del virus al crecimiento mundial sería de alrededor de 0.1 puntos, aunque no se acordaron medidas conjuntas para enfrentar la crisis.

La incertidumbre sobre el impacto real del virus sigue siendo el punto de referencia al que llegan analistas e inversores. Los nuevos contagios anunciados durante el fin de semana han vuelto a reforzar la idea de que el brote pueda afectar al crecimiento de la economía mundial. 

Wall Street también se desploma en la apertura de este lunes

El Covid 19, que está afectando a las existencias mundiales y al precio del petróleo, ha golpeado también a la Bolsa estadounidense cayendo más de 997 puntos en las primeras horas de este lunes, la disminución más grande en los últimos seis meses. El dólar sube frente al peso y Wall Street cae mientras que los inversionistas se aferran al oro ante el miedo a que el impacto del coronavirus se cebe con el crecimiento mundial.

El rendimiento del Bono del Tesoro a 10 años cerró con mínimas del 1,37%, cifras que no se veían desde 2016. El petróleo sufrió la mayor caída desde principios de enero y las acciones de algunas aerolíneas y empresas tecnológicas experimentaron disminuciones de hasta un 7% y un 3%, respectivamente.

El S&P 500, uno de los índices bursátiles más importantes de Estados Unidos y que había seguido aumentando a pesar de la emergencia sanitaria mundial, bajó un 3%, el mayor descenso diario desde diciembre de 2018. La estimación para el crecimiento económico en el tercer trimestre en el país se ha reducido de un 1,7 a finales de 2019 a un 1,5 este lunes, según la compañía de datos financieros FactSet. La analista Valeria Moy asegura que de seguir así esto puede tener grandes consecuencias globales. “Wall Street tendrá un golpe importante si siguen saliendo datos sobre contagios en el mundo y a tal velocidad”, afirma.

Fuente: EL PAÍS
Ir al artículo original

You may also like