Criptomonedas Economía Noticias

Vodafone abandona el proyecto de criptomoneda Libra de Facebook

El operador británico de telecomunicaciones Vodafone se ha convertido este miércoles en el octavo socio fundador que abandona Libra, el polémico proyecto de criptomoneda de Facebook, que en principio debería lanzarse en junio de este año. Vodafone sigue así los pasos de PayPal, eBay, Stripe, Visa, MasterCard, Booking Holdings y Mercado Pago y se retira de la Asociación, en la que quedan 20 miembros. “Podemos confirmar que Vodafone ya no es miembro de la Asociación Libra. Aunque la composición pueda cambiar con el tiempo, el diseño de la tecnología y gestión de Libra garantiza que el sistema de pagos será resiliente”, asegura la organización en un comunicado.

Los analistas de Wall Street  ya calificaron esta desbandada como un revés para Facebook en octubre del año pasado, aunque no lo vieron como el final de la iniciativa. El plan sigue siendo que el sistema de pagos se lance oficialmente este verano, aunque podría aplazarse si no resuelven a tiempo todas las dudas que están planteando los políticos y los reguladores a ambas orillas del Atlántico.

David Marcus, el directivo de Facebook a cargo del desarrollo de este ambicioso proyecto, ya compareció en julio de 2019 ante el Congreso, pero se limitó a garantizar que solo entrará en funcionamiento cuando se disipen todas las dudas de los supervisores financieros. Una de las cuestiones que sigue en el aire es identificar quién regula Libra. La otra es cómo se distribuyen las monedas por el ecosistema.

Lanzamiento de Libra y la polémica

Facebook y otras 27 organizaciones que entonces conformaban la Asociación anunciaron a mediados de junio del año pasado de forma oficial la creación de la criptomoneda para 2020, que estará integrada en WhatsApp y Messenger. Libra no dependerá directamente de la empresa de Mark Zuckerberg, sino que será gestionada por la Asociación, cuya sede estará en Ginebra, y su valor estará respaldado por una cesta de activos subyacentes compuesta por depósitos bancarios y deuda soberana de varios países.

El mismo día que se presentó el proyecto, varios congresistas de Estados Unidos pidieron que Libra fuera investigada. Desde entonces han sido legisladores y organismos reguladores de todo el planeta, especialmente en este país y en Europa, quienes han expresado dudas o directamente rechazo por esta iniciativa. Algunas de las voces que se han opuesto más frontalmente a Libra han salido desde Francia, cuyo ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, subrayó en julio que la criptomoneda de Facebook no reúne los requisitos para su lanzamiento y reafirmó su rechazo a que cualquier compañía privada tenga la posibilidad de crear una moneda equivalente a las soberanas. Ha contado con la oposición, incluso, del Premio Nobel Joseph Stiglitz.

Fuente: EL PAÍS
Ir al artículo original

You may also like