El chat lo invade todo: primero fue WhatsApp y aplicaciones similares quienes desbancaron por completo al anticuado SMS, luego aplicaciones de contenido social de fotografías como Snapchat o Instagram dieron también el paso, y ahora le toca el turno a Google Fotos. La popular herramienta de almacenamiento y gestión de fotografías de los de Mountain View acaba de inaugurar un curioso sistema de mensajería integrado en la propia aplicación móvil; puede parecer un movimiento paradójico, pero lo cierto es que tiene su sentido.

¿Qué relación puede tener un servicio de fotos con otro de mensajería? Desde Google han sido muy hábiles al comprender que en la comunicación a través de internet no existen compartimentos estancos: el usuario quiere soluciones y prefiere dar los mínimos pasos posibles para alcanzarlas. En este sentido, la integración de un servicio de chat dentro de Google Fotos facilita mucho las cosas a la hora de compartir contenido y estrechar los vínculos.

Una conversación a partir de una foto

El funcionamiento de este nuevo sistema, con todo, resulta un tanto confuso al inicio. No hay una aplicación específica de mensajería, sino que este motor está integrado dentro de la interfaz de la propia aplicación de fotos: el usuario lo encontrará cuando decida compartir una foto -o conjunto de ellas- y opte por la nueva opción, “Enviar a través de Google Fotos”. ¿Qué sucede a continuación? El sistema propondrá una serie de contactos con los que tengamos más relación a través de la plataforma, y pulsando sobre su icono, se mostrará en pantalla la clásica estructura de chat que ya conocemos de otros servicios.

A partir de este punto, la conversación se lleva a cabo en tiempo real con el interlocutor como sucedería en cualquier otra aplicación de mensajería. Y es aquí donde se encuentra la primera limitación de este servicio: es solo compatible con usuarios que posean una cuenta de Google, un problema menor porque realmente lo difícil es encontrar alguien que no tenga Gmail o algún servicio del paraguas de este gigante. Una vez establecida la conversación, el sistema abre un canal privado con ese contacto (o grupo de contactos, si así lo elige el remitente) que queda ya abierto en el menú del usuario.

El tortuoso camino del chat en Google

¿Por qué ha incorporado Google este servicio? Aunque parezca un movimiento extraño, la maniobra puede resultar muy efectiva, ya que el grueso de las comunicaciones en la red parte del contenido multimedia: unas vacaciones, una situación graciosa, viajes… cualquier excusa es buena para enviar una fotografía y poder establecer una conversación a partir de ella sin necesidad de abandonar la plataforma, puede aumentar la vinculación de los abonados al servicio con el producto y al tiempo añadir más usuarios.

Pese a todo, Google siempre ha tenido un tortuoso recorrido en lo que toca a las aplicaciones de mensajería, habiendo dejado muchos cadáveres por el camino, con ambiciosos proyectos como Google Allo que acabaron en dique seco. Incorporar un chat a Google Fotos es menos arriesgado ya que no obliga a nadie a cambiar de plataforma, sino que se plantea como un valor añadido al servicio. Este servicio se ha comenzado a distribuir a principios de diciembre para usuarios de iOS, Android y web a nivel global.

Fuente: EL PAÍS
Ir al artículo original

You may also like