Noticias Wall Street

Las acciones de Tesla se disparan un 17% tras sus resultados en el tercer trimestre

Las acciones de Tesla se dispararon este jueves más de un 17% después de que el fabricante de automóviles eléctricos sorprendiese a Wall Street al cumplirse la promesa de su director ejecutivo, Elon Musk, de obtener ganancias en el tercer trimestre, incluso cuando las dudas persistían sobre sus perspectivas a largo plazo.

La compañía registró unas pérdidas netas de 907 millones de dólares (810 millones de euros) en los nueve primeros meses de 2019, un 28,7% menos que en 2018, tras ganar 150 millones de dólares en el tercer trimestre del año, según informó Tesla este miércoles. El resultado bruto de explotación en los nueve primeros meses de 2019 fue de 1.219 millones de dólares, un 91 % más que hace un año. El fabricante de coches eléctricos también señaló que sus ingresos aumentaron a 17.194 millones de dólares desde enero hasta finales de septiembre, un 20,7 % más que hace un año, casi todo debido a la venta de coches. 

Hasta cinco casas de bolsa aumentaron sus objetivos de precio en las acciones de Tesla, pero no hubo mejoras absolutas y la calificación promedio de la compañía en Wall Street se mantuvo en espera, con solo 11 de 34 analistas recomendando a los inversores comprar sus acciones. Las acciones de la compañía han aumentado por encima del 17%, a casi 300 dólares por unidad. Si esas ganancias se mantienen, Tesla volvería a valer más por capitalización de mercado que General Motors, convirtiéndose en la compañía de coches más valiosa de los Estados Unidos.

El bono basura de 1,8 mil millones de dólares de Tesla con vencimiento en agosto de 2025 aumentó tres puntos en el precio después de los resultados, llevando su rendimiento al más bajo desde marzo de 2018. Los analistas de Credit Suisse, aseguraron que para la compañía esto suponía “un fuerte paso adelante, sin embargo, Tesla necesitará mantener estos datos para demostrar el sostenibilidad de los resultados, y su historial ha sido muy irregular en este aspecto“.

Los inversores en el pasado han mostrado impaciencia con las repetidas faltas de la compañía para cumplir con los objetivos financieros y de producción, y las acciones de Tesla han perdido un tercio de su valor, de momento, desde su pico de 2018. La compañía ha estado luchando con los márgenes y se espera que una nueva fábrica china ayude en ese frente, pero los expertos siguen desconfiando de si puede sostener el impulso hacia la rentabilidad.

Fuente: EL PAÍS
Ir al artículo original

You may also like