En el marco del onceavo Plan de Desarrollo, el gobierno de Turquía ha colocado como uno de sus objetivos del período 2019-2023 el lanzamiento de su propia moneda virtual, como pasamos a contarte en este artículo.

Desde su llegada a la palestra pública de la mano del Bitcoin, las criptomonedas han generado suspicacia e intentos (fallidos hasta ahora) de control por parte de los gobiernos, sin embargo, en los últimos tiempos hemos visto una tendencia contraria.

Los gobiernos de países como India, Uruguay, y ahora Turquía, han traído a sus planes de desarrollo económico el lanzamiento de monedas virtuales propias, intentando recobrar el control sobre un mercado que cada vez más se aleja de la regulación tradicional.

Esto representa un reconocimiento por parte de los gobiernos de estos países, de que tecnologías disruptivas como el blockchain han llegado para quedarse, y es mejor empezar a trabajar con ellas y aprovecharlas para su desarrollo nacional, aunque a veces lo hagan de formas prohibitivas como es el caso del proyecto de ley indio que prohibiría las criptomonedas no avaladas por el gobierno.

En el caso concreto de Turquía, este país ha aprovechado en mayor medida que otros países de la región las posibilidades que abren las criptomonedas. Ya en marzo, CoinShares aseguraba que la tasa de adopción de criptomonedas en Turquía alcanzaba al 18% de la población, una cifra que dúplica el promedio de Europa.

Por ello, la emisión de una moneda virtual por parte del Banco Central de Turquía resulta lógica. El gobierno turco espera que con el lanzamiento de esta moneda, se hagan más eficientes transacciones como el pago del servicio de transporte, o compra de bienes dentro del país, aumentando la eficiencia global de la administración pública, uno de los objetivos trazados en el plan.

Ya en 2018, el entonces Vice Primer Ministro Mehmet Simsek, había anunciado las intenciones del país de lanzar su propia moneda digital, sin embargo el proyecto había encontrado resistencia dentro del gabinete entre aquellos que consideraban a las criptomonedas una burbuja. Resistencias estas, que parecen haber sido vencidas con el anuncio del lanzamiento de la moneda como un objetivo de Estado en el Plan de Desarrollo.

Go to Source