El mercado de las criptomonedas en esta primavera ha dejado flores para muchos inversionistas, con altos profits en algunos proyectos interesantes desde que entro el rally alcista de Bitcoin el primer día del Q2 2019.

Al momento de redactar, el volumen de capitalización de mercado de todo el ecosistema se mantiene por encima de los $ 270 billones de dólares y un dominio de BTC por encima del 56%. Después de haber vivido el sorprendente despegue del proyecto de Matic en sus precios, ahora se avecina otro comportamiento similar en apalancamiento de la criptomoneda BSV.

Bitcoin Satoshi Vision, como es conocido el proyecto resultante del fork de noviembre pasado de BCH, ha despegado en los últimos nueves días para cotizar actualmente a niveles cercanos al momento de su salida al aire.

Según CoinMarketCap, BSV cotiza al momento de redactar al precio spot de $222,56 por unidad, con un gigantesco +86,92% que lo ha posicionado dentro del top ten del mercado, ocupando la casilla número ocho del ranking global con casi 4 billones de dólares de capitalización de mercado.

Si observamos el gráfico de 1H para esta criptomoneda, la escalera al tope del precio actual es sorprendente y pareciera el típico esquema de bombeo y descarga que caracteriza a muchos esquemas ponzi dentro del mundo cripto.

BSV ha pasado de cotizar a una media de $62 para el 21 de mayo 2019 al precio máximo alcanzado hoy de $240, un profit de +277,92% en tan sólo nueve días.

El soporte clave reside en el nivel de EMA para 30 días, promedio de $119,61.

Aroon se muestra alcista, aunque comienza a dar síntomas de que la corrección podría estar próxima, producto del retiro de ganancias de muchos inversores.

CMF por su parte se encuentra en niveles ligeramente más altos de lo promedio, lo cual se nota en la entrada de capital al ecosistema de BSV que ha generado su estampida de precios.

Con relación al proyecto a mediano-largo plazo, BSV ha comenzado a emular a BTC y está generando una nueva parábola ascendente, la cual proyectamos es un patrón cíclico inverso al generado al momento de su salida en noviembre 2018.

Su resistencia inmediata está al máximo histórico a lograr próximamente sin problema alguno, con un profit estimado de un +10% adicional al precio actual.

La estrategia sin embargo, consideramos sería en cortos, toda vez que no observamos aún un piso técnico para mantener los niveles actuales de precios sin antes pasar por una corrección que finaliza en el primer mes del próximo trimestre.

Sar Parabólico se torna alcista, con cada vez más puntos por debajo del gráfico de velas de precios de BSV.

Su soporte clave residen aún en EMA promedio a 30 días, a niveles similares a mediado de mes.

RSI por su parte se torna aún más alcista, con fuertes valores cercanos a 90, producto de la presión inmensa de compra que reside en el mercado de BSV.

En resumen, BSV podría llegar a niveles máximos históricos desde su salida del fork de Bitcoin Cash y el proyecto inclusive podría generar nuevos máximos. Sin embargo, debido a la controversia en torno a este proyecto por la banalización de varios exchanges importantes en su contra por las represalias conocidas como el ‘efecto Binance’, es prudente tomar posiciones cortas y algunas largas, diversificando el portafolio en este cripto.

Recientemente se vio un incremento del 35,86% en el hashrate de BSV, lo cual está incentivado por la estampida de precios que ha logrado esta semana, y obviamente es positivo para el proyecto ya que le da sustentabilidad al tener más nodos conectados.

Por ahora, en la retaguardia, muchos inversionistas esperan que el proyecto del Dr. Craig, autoproclamado Satoshi Nakamoto, logre mantener los niveles de precio actuales.

Go to Source